¡El truco para innovar y trabajar bien juntos es estar en desacuerdo de manera efectiva! Todos los conflictos y desacuerdos se pueden mitigar utilizando La técnica del sándwich: Esta técnica se usa comúnmente al dar críticas y comentarios. Dice que usted debe: Felicitar, asesorar y alentar. Cumplido– Exprese elogios y respeto por el trabajo de sus compañeros. P.ej Buen trabajo Jim, has hecho grandes avances en este proyecto. Entrenador– Comunique las mejoras que le gustaría que se realicen. P.ej Creo que deberías centrarte un poco más en X que en Y. Alentar– Termine con una nota positiva y demuestre que confía en su capacidad. P.ej Gran trabajo hasta ahora. ¡No puedo esperar a ver cómo se ve cuando hagas esos ajustes!

undefined

Si un equipo de dos está trabajando en una tarea y nunca están en desacuerdo en nada, entonces uno de ellos es redundante. Sin embargo, si los dos están constantemente en desacuerdo, ambos son inútiles. El desacuerdo puede ser tanto necesario como destructivo para los negocios. Las nuevas ideas y enfoques nacen de los desacuerdos entre colegas. La innovación y las mejores prácticas nunca podrían ocurrir sin disensión. Sin embargo, los equipos que están constantemente en desacuerdo son contraproducentes y no pueden tomar decisiones. No se hace nada porque la gente no está dispuesta a ceder en sus creencias. Los desacuerdos de la oficina, si se gestionan mal, pueden escalar y convertirse rápidamente en conflictos de oficina. Los conflictos son destructivos. La mayoría de los conflictos de oficina se pueden clasificar en tres bloques:

  1. Relacionado con la tarea = problemas sobre ideas y alcance de un proyecto.

  2. Relacionados con el proceso = desacuerdos sobre las formas de abordar tareas y proyectos.

  3. Relacionado = problemas interpersonales en un equipo.

La misma lógica puede entrar en desacuerdo dentro de los equipos. Es un sistema triple. Empiezas con algo bonito, luego la crítica constructiva y terminas con algo bonito de nuevo. Ahí tienes. Muestra a sus colegas que respeta sus ideas, pero sugiere que todavía es necesario tomar un rumbo diferente. No estar de acuerdo no tiene por qué ser difícil siempre que los miembros del equipo sean respetuosos y estén abiertos a nuevas ideas. Comprenda que las mejores ideas provienen de un esfuerzo grupal y que el ego no entra en el ámbito de encontrar las mejores soluciones. A continuación se ofrecen algunos consejos que le ayudarán a no estar de acuerdo mejor:

  • Cuando alguien propone una solución, asegúrese siempre de comprender todo el curso de acción que se sugiere. No lo corte ni lo derribe sin tener claro el concepto.

  • Si no está de acuerdo con el enfoque de su equipo, discuta una alternativa. Comunique a sus compañeros de trabajo los riesgos de este plan y los beneficios de una alternativa. Si no puede pensar en una alternativa usted mismo, pida al grupo que haga una lluvia de ideas sobre otras opciones y demuestre su entusiasmo por encontrar la mejor solución.

  • Concéntrese en los aspectos positivos en lugar de los negativos. Indique que el curso de acción propuesto es bueno, pero tal vez pueda basarse en él. No dejes que los egos o las emociones se apoderen de ti. Recuerde que todos están buscando el mejor curso de acción y el equipo se beneficiará más del plan mejor considerado.

Todos tienen algo diferente que ofrecer al proyecto y deben contribuir a la solución prescrita. Puede haber varias soluciones que pueden funcionar, así que no se acerque con la mente cerrada a nuevas ideas. Los desacuerdos ofrecen espacio para el aprendizaje. El síndrome de Apolo es un fenómeno por el cual las personas altamente inteligentes actúan en grupos. Esto se puede explicar en gran medida por la falta de desacuerdo constructivo. Las personas con diferentes puntos de vista y opiniones pueden aprender unas de otras en el proceso de tomar la mejor decisión. Fomente siempre la discusión y la diversidad de opiniones dentro de un equipo, ya que esto conducirá inevitablemente al mejor trabajo. Pronto verá que el desacuerdo puede ser constructivo en equipos y empresas. No estar de acuerdo es saludable e inspira creatividad. ¡Ponte en marcha y empieza a estar en desacuerdo! Hazlo bien. Sea respetuoso con los demás y sea sensible al comunicar su disensión. Recuerde el sándwich: felicite, entrene, anime ¡Funciona todo el tiempo! ¿Toda esta charla de sándwich te da hambre? ¿Cuál es tu sándwich favorito? ¿No estará de acuerdo con usar la técnica del sándwich en el trabajo? Si es así, ¡háganos saber cómo va!